BAL HARBOUR JE T’AIME

 

 

Mi paraíso tiene ese nombre y está escondido entre palmeras de Miami, las mejores marcas a nivel mundial y una buena compañía. “G” claro, estaba presente. Entre fotos de vitrinas y conversaciones detalladas de tendencias lo vi. Aquella marca que aún llevaba su nombre me dio escalofríos: Con ustedes, Alexander McQueen. No dudé en entrar. En ese momento (mi momento) tenía una deuda, algo más que eso, ya que “gracias a él” empecé Atelier. Entramos. Me acerqué a su mundo y apenas pude tocar lo que más me gustó, una chaqueta dorada estilo Luis XVI de una tela arrugada y gruesa que nunca había visto. Me la probé. ¿El costo? $13,800 y algo más. “Thank you” dije con voz casi eufórica y salimos entre prints de pitón y bordados maravillosos. No necesité entrar a ninguna otra tienda. Con ese momento y estas fotos describo mi tarde y parte de mi noche. Inspírate.

Dedicado a “G”… Miss you so much gorgeous…

“G”

Yo.

FIN.

Facebook Comments