EPOQUE

 

 

Siglo XVIII. Hora de la discreción y a la vez el escote. Vestidos largos que dejan ver la voluptuosidad de la mujer, peinados suntuosos, un lujo desmedido y a la vez mucha sexualidad. Corsets bien apretados bailan por el salón de las vanidades. La música comenzó, a sus lugares. Inspírate.

 

 

 

Facebook Comments