A WHITE STORY

 

 

Poner la mente en blanco… pureza, tranquilidad que no hay en tu entorno. Relajarse es difícil pero no imposible… Alquien muy especial me dijo: “si no puedes poner la mente en blanco, piensa en una hoja bond” en serio, resulta. Otro factor cambiando radicalmente de tema (porque suelo ser así): viendo a gente en Asia, me di cuenta que un color tan simple resalta, ilumina, no temas en usarlo…Abre los ojos y sigue adelante. Inspírate.

Mayoría de fotos: Paolo Roversi para Vogue Italia

 

 

 

Facebook Comments