God save the pink!

 

 

¿Delicado, romántico, femenino, dulce?…NO necesariamente señores y señoras. Este post es una reivindicación a este color inocente que tiene mucho más que esos adjetivos.  Puede estar alrededor de tu espacio, dentro de tu clóset y por qué no, puede ser parte de tu estilo sin “traicionarlo”. Porque muchos de nosotros lo descartan, lo miran y dicen: ¡no soy una chica(o) que usa ese color, puaj! Pues bueno, hay que darle una oportunidad, mirarlo como un color más sin pensar que es muy femenino, eso ya quedó atrás reyes y reinas. Diviértete con este color. Inspírate.

 

Facebook Comments